«Tasting luxury» es el espacio que nuestra marca quiere dar a una relación cercana que vincula el nombre de Recarlo con el valor, la exclusividad y la singularidad de algunos de los productos más reconocidos del fértil territorio piamontés. Los elementos que unen las joyas de Recarlo con los tesoros de la cultura enogastronómica de la zona y que se ensalzan mutuamente en un resplandor de «estética del gusto». .

Refinamiento, elegancia y nobleza

Estos son los adjetivos que simbolizan y reafirman la unión entre dos de las excelencias piamontesas que queremos combinar: el barolo y la colección Anniversary Recarlo. El cuidado, la atención al detalle y una profunda conexión con el territorio en el que nacen hacen que el preciado vino de Langhe y la icónica colección de joyas sean dos obras maestras como resultado de la verdadera exaltación de las artes y las tradiciones: la vinícola de Alba y la orfebre de Valenza. La dureza, el cuerpo y la profundidad del sabor del famoso vino tinto se adhieren perfectamente a la esencia y el encanto de los diamantes que dan luz a la colección Anniversary.

Coronación y encanto

El barolo de Alba y el Anniversary Recarlo tienen su propia vida gracias a su historia y su nobleza, coronándose como un ejemplo de todo en lo que se inspira y refleja. Como en un sentimiento profundo, ambos saben cómo prestar parte de su carácter y su magnificencia a aquello en lo que se combinan... un sabor y un amor que en su unión se convierten en magia y sentimiento.

Perderse para encontrarse

Y es en la profundidad y armonía en la que reconocemos nuestros dos ingredientes en este matrimonio de excelencia italiana. Anniversary y el barolo saben cómo hacer un momento eterno, único e irrepetible. La misma instantaneidad perpetua de luz y mirada lleno de amor que replica el diamante infinitas veces se encuentra en las notas que el vino hace sonar en el paladar al ritmo de recuerdos persistentes y envolventes. Algo que permanece para siempre y nunca se marchita en la temporada del amor.