Solo los mejores diamantes para Recarlo

A la hora de crear sus joyas, Recarlo ha optado por utilizar única y exclusivamente los diamantes más finos presentes en la naturaleza, respetando escrupulosamente los más altos criterios de excelencia, conocidos como la ley de las 4 C: color, quilates, claridad y talla. Desde el momento de la selección, Recarlo presta especial atención al origen de la piedra, utilizando solo diamantes procedentes de zonas de extracción en Rusia, donde se encuentran los diamantes en bruto más preciados del mundo.

Uno de los elementos más prestigiosos es la intensidad del color del diamante, parámetro que influye en gran medida en el valor de la piedra. De los 23 tonos presentes en la naturaleza, Recarlo selecciona solo el 25 % con la mejor calidad, caracterizado por una belleza y un brillo inigualables.

El peso es el verdadero baremo de su preciosidad. Cuando hablamos de quilates nos referimos al peso del diamante y no a su tamaño. Recarlo utiliza para sus colecciones diamantes con una notable variedad de quilates.
Además, los diamantes seleccionados por Recarlo no presentan inclusiones visibles a simple vista porque selecciona gemas con una pureza óptima: la transparencia, continuidad y homogeneidad de la piedra permiten que la luz se filtre de forma impecable, aportando a la joya un brillo y una luminosidad extraordinaria.

El corte se refiere a la forma del diamante y las facetas que se obtienen, que determinan la refracción de la luz y la luminosidad de la piedra. Recarlo se destaca y emerge en el corte mostrando todo su virtuosismo, produciendo únicamente joyas donde se engastan diamantes que siguen los cánones del corte Ideal, un corte perfecto y excelentes proporciones./br>
Gracias a la extraordinaria habilidad de los orfebres de Recarlo, el pulido y el acabado de los diamantes engastados en las joyas se potencian al máximo: un arte que se aplica con un cuidado un cuidado minucioso y gran maestría los múltiples y diferentes cortes firmados por Recarlo. El corazón es sin duda el corte más icónico y emblemático de las colecciones de Recarlo, el regalo perfecto para demostrar todo tu amor la persona a la que amas.

Finalmente, Recarlo adquiere solo diamantes procedentes de países miembros del programa mundial de autorregulación del Proceso Kimberly, que garantiza el origen de los diamantes de explotaciones mineras controladas y protegidas. Además, asegura que sus diamantes sean conflict free (que no sirvan para financiar conflictos armados) y confirma su adhesión al Sistema Internacional de garantías World Diamond Council.