Nuestros consejos para una propuesta de matrimonio perfecta.

¿Cómo elegir el anillo de compromiso perfecto y hacer una propuesta de matrimonio de manual?

La etiqueta siempre ayuda. Pensando en ti, hemos preparado una lista de consejos para que tu regalo más importante sea perfecto.

Lo primero es elegir el tipo de anillo, y el solitario siempre ha sido el anillo ideal para una propuesta de matrimonio.

Antes de nada, hay que elegir un solitario que refleje el gusto y la personalidad de quien lo recibe.

Según las buenas costumbres, la promesa de amor que se sella con el regalo de un anillo abre la puerta a una serie de acontecimientos y tradiciones.

Por ejemplo, quien regala la preciosa joya debería enviar también un ramo de flores a los padres de la novia, quienes a su vez deberían corresponder con un regalo de igual valor.

Aunque son tradiciones que se han perdido un poco, la cortesía y los gestos elegantes se siguen apreciando.

La etiqueta dicta que el tan ansiado anillo se regale exactamente un año antes de la fecha de la boda; sin embargo, hoy en día los tiempos han cambiado y no hay una regla fija al respecto.
¡Pero eso no significa que puedas entregar el anillo de compromiso sin acompañarlo de una propuesta de matrimonio! Así que, cuidado: ¡nunca regales un anillo sin una propuesta formal de matrimonio!

Con todo, hoy en día, esta tradición tiene un significado menos rígido y más romántico.
Formaliza tu promesa de amor solo cuando estés plenamente convencido y, si es posible, regala la joya en una fecha que sea especial para vosotros. Tampoco olvides que se tarda unos meses en organizar una boda.

En cualquier caso, debéis fijar juntos el día de la boda, una vez que tu pareja acepte el trascendental diamante.
Según la tradición, el anillo de compromiso se lleva en el dedo anular de la mano izquierda porque, antiguamente, se creía que por ese dedo discurría una vena que llegada directamente al corazón: la llamada “vena amoris”.

En Italia, la mañana de la boda, antes de la celebración, el anillo de compromiso debe colocarse en el dedo anular de la mano derecha, para poder ponerse la alianza en la mano izquierda.

No obstante, está muy extendida la costumbre de llevar ambos anillos en el mismo dedo de la mano izquierda una vez casados.

Después de estos consejos, ¿ya has decidido qué solitario elegir para tu promesa de amor?

¡En encontrarás una selección de nuestros solitarios más románticos!